Los legisladores Albarracín y Berarducci emitieron un comunicado dejando en claro su posición frente al tema.

La apertura de bares y restaurantes con modalidad al aire libre y con las mesas separadas por un metro y medio, desde las 17 hasta las 24, es parte de las nuevas flexibilizaciones que tendrá Tucumán a partir de este lunes, según anunció el gobierno.

Las medidas adoptadas no cumplen con las expectativas del sector, ya que los locales que cuentan con mesas al aire libre son una minoría. Muchas familias tucumanas dependen del rubro gastronómico y necesitan volver a trabajar. Es imperioso también que se avance en medidas que mitiguen los efectos dañosos de la pandemia en la actividad, cuyos costos fijos son altos y estan sumiendo en una crisis profunda al sector. En la sesión del próximo jueves esperamos que la Legislatura se pronuncie en este sentido aprobando iniciativas que impulsamos oportunamente vinculadas con la emergencia en el sector y la suspensión del cobro de los montos anuales previstos en la ley 7243 IPLA a los emprendimientos comprendidos por esa norma durante el tiempo que comprende la cuarentena y los 180 días posteriores. Además, se establece que se suspenderán los procedimientos legales y las sanciones de manera extraordinaria y excepcional también por lapso de 180 días.

Los meses que vienen son fríos propios de la estación, esta la modalidad adoptada al aire libre implicaria condenar a los locales gastronómicos al fracaso. Con la mayoría de los bares y restaurantes en quebranto tras 80 días de inactividad pareciera una burla esta decisión del Gobierno provincial, es no tener dimensión de la realidad que atraviesa el sector o de no importarle, además expone a posibles enfermedades respiratorias a los clientes que pudieran concurrir a dichos locales.

Pedimos al gobierno que revea esta medida y que posibilite a los bares y y los restaurantes recibir nuevamente a sus clientes dentro de los locales. Para ello, presentamos un proyecto de resolución, con un protocolo sanitario de cumplimiento obligatorio para los comercios gastronómicos, con el objetivo de que nadie, ni comensales ni trabajadores, corra riesgo de contagio del COVID 19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *