El 20 de marzo todo el país se detuvo por el aislamiento social, preventivo y obligatorio debido a la covid 19. Hasta las donaciones de sangre quedaron semiparalizadas, aún hasta hoy. “Muchos tienen miedo de pisar un sanatorio o un hospital por miedo a contagiarse”, reconoce la concepcionense Maricel Pacheco, de 49 años. Sin embargo, nunca se había puesto a pesar qué pasaría si nadie se animara a donar sangre por miedo a entrar a un hospital.

La respuesta la recibió en su propio cuerpo. Como muchos tucumanos, Maricel quedó atrapada dentro de su casa con el enemigo adentro, el mosquito Aedes aegypti. En plena pandemia contrajo dengue grave. Necesitaba con urgencia transfusiones de plaquetas (sangre) y solamente pudo conseguir siete unidades en el sur de la ciudad. No había suficientes provisiones en el banco de sangre. Maricel tuvo que ser traslada a Tucumán en gravísimo estado.

“No es que no tuviera personas que quisieran donar sangre. Todo Concepción quería donarme sangre. Pero cuando se trata de un caso de urgencia como el mío o el de otras enfermedades o accidentes, hay que actuar rápidamente y la sangre ya debe estar a disposición de quien la necesite para poder salvarle la vida. La sangre necesita cierto tratamiento antes de ser usada, para saber que es apta. La urgencia no permite transfundir inmediatamente de persona a persona, por eso es necesario que haya suficientes reservas en los bancos de sangre para casos de urgencia como el mío”, explica Marcial.

Inspirada en este caso y muchos otros donde la sangre es vital para salvar la vida de los pacientes, el legislador Raúl Albarracín presentó un proyecto de ley en la Legislatura de Tucumán. Se trata de la aprobación de un programa provincial de colecta externa y móvil de sangre como una ampliación del campo de acción que tiene la ley Provincial de Sangre N° 7.283.

El proyecto, acompañado por las firmas de Walter Berarducci y Raúl Pellegrini, podría tratarse mañana en la Legislatura.

“La donación de sangre ha ido disminuyendo en todo el país y en Tucumán entre un 60 y un 70%”, reconoce la directora del Banco de Sangre de la Provincia, Felicitas Agote. Albarracín propone la circulación de trailers de bancos móviles dotados para la extracción de sangre como los que hay ya en Chaco, Corrientes y La Rioja.

La iniciativa

El proyecto tiene como propósito fomentar la donación de sangre humana como un acto voluntario, solidario, cívico, altruista, responsable y habitual. Para ello prevé implementar un Programa Educativo Comunicacional Móvil para la concientización de la donación voluntaria, altruista y habitual de sangre segura, en todo el territorio de la provincia.

Para facilitar a la ciudadanía la acción de donar sugiere un sistema de colecta móvil de sangre que estará a cargo del Banco Central de Sangre de la provincia. Para ello prevé la dotación de unidades móviles (trailers) equipados con los recursos humanos y materiales que por imperio de esta ley se requieran: mobiliario, insumos y materiales necesarios para la extracción, clasificación, etiquetado, conservación y traslado de sangre, a cargo de profesionales especializados.

FUENTE: La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *