Un matrimonio con dos hijos pequeños necesitó $ 37.794,62 mensuales durante junio para no caer en la pobreza. Ese es el valor de la Canasta Básica Total, es decir, el ingreso mínimo que requiere una familia tipo para adquirir sus alimentos y sostener servicios básicos y no ser considerada pobre. El valor de esa canasta se incrementó un 15,4% en lo que va del año. Los datos surgen del reporte mensual que elabora la Dirección de Estadística de la Provincia. El reporte, a su vez, calculó en $ 16.290,78 los ingresos que aquel grupo familiar requiere en la provincia para no caer en la indigencia. Ese es el valor de la Canasta Básica Alimentaria, que repuntó casi un 21% respecto de los costos que se requerían a fines de diciembre pasado.

Fuente: La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *