Desde el primer minuto de hoy el precio de los combustibles de YPF tienen un aumento promedio, a nivel país, del 4,5 por ciento. El ajuste es menor a lo que pidió en un principio la empresa de bandera nacional (alrededor de un 7 por ciento) y muy por debajo de las expectativas de otros sectores del mercado, que hablan de un retroceso de más del 15 por ciento.

Las otras empresas petroleras también en las próximas horas aumentarán los precios de sus naftas aunque hasta anoche no se conocía en que porcentaje.

“Esta decisión se da en pos de avanzar con los objetivos de producción de la compañía teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país”, argumentó la empresa.
En la Región se calcula que en los surtidores la nafta súper rondará en los $57; la nafta premium (Infinia), cerca de los $67; la diésel D500, unos $54, e Infinia diésel, $63 el litro. La propuesta -recordó la petrolera- sostiene el descuento al personal de salud del 15 por ciento, “el cual es un colectivo muy sensible de unas 100.000 personas que se encuentran adheridas al programa de YPF”.

Se trata del primer aumento en el valor de los combustibles que autoriza la administración de Alberto Fernández.
El último ajuste había sido en la administración anterior de Mauricio Macri, unos días antes de dejar la Presidencia, en diciembre pasado.

Como se dijo antes, según cálculos del sector, los precios están atrasados: un 10 por ciento en relación con el precio de paridad de exportación y 15 por ciento con respecto al precio de paridad de importación. Así no descartan un nuevo pedido de aumento.

Fuente: El Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *