Un estudio de EEUU reveló que la crisis por COVID-19 provocó un incremento de búsquedas de conceptos como “ataque de pánico”, “ataque de ansiedad”, “¿estoy teniendo un ataque de pánico” y “síntomas de un ataque de ansiedad”

Existe una preocupación generalizada de que la pandemia de coronavirus pueda dañar la salud mental de la población, principalmente debido a la ansiedad por la enfermedad y sus consecuencias sociales. Pero la vigilancia tradicional de la salud mental de la población (por ejemplo, encuestas telefónicas, registros médicos, etc.) requiere mucho tiempo, es costosa y puede dejar de lado a las personas que no participan o no buscan atención.

Para evaluar la asociación de COVID-19 con la ansiedad sobre una base poblacional, un estudio llevado a cabo por un grupo de profesionales de la División de Enfermedades Infecciosas y Salud Pública Global del Departamento de Medicina de la Universidad de California, Estados Unidos, se concentró en las búsquedas en Internet indicativas de ansiedad aguda durante las primeras etapas de la pandemia de COVID-19.

La investigación detectó que los términos que resumen ansiedad aguda aumentaron al principio de la pandemia, pero desde entonces han vuelto a los niveles típicos, tal vez porque, según indican, “las personas se han vuelto más resistentes a las consecuencias sociales del COVID-19 o porque ya habían recibido cualquier beneficio que pudieran obtener”.

“En términos prácticos, durante los primeros 58 días de la pandemia de coronavirus hubo un total estimado de 3,4 millones de búsquedas relacionadas con ansiedad aguda severa en Estados Unidos”, declaró Benjamin Althouse, uno de los autores del presente estudio. Los investigadores monitorearon qué tanto se buscaron frases como: “ataque de pánico”, “ataque de ansiedad”, “¿estoy teniendo un ataque de pánico” y “síntomas de un ataque de ansiedad”.

En medio de la pandemia se registra un cocktail de situaciones que pueden ocasionar percepción de algún grado de ansiedad. Esto sucede, según palabras de Guila Sosman, psicóloga de la Universidad Diego Portales, “porque la ansiedad se asocia a la anticipación de peligros en el futuro, y en este momento existen muchas situaciones amenazantes, como es el temor a la enfermedad, a la muerte, preocupación por contagiarnos o que personas cercanas se contagien”.
FUENTE: INFOBAE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *