Bartomeu y toda la comisión podrían irse el lunes.

El presidente del Barcelona y el resto de la conducción del club pueden presentar la renuncia si es que les exigen realizar el voto de censura el 1 y 2 de noviembre.

Lionel Messi y el resto de los jugadores del Barcelona pueden tener desde este lunes una nueva conducción en el club. Es que el presidente, Josep Maria Bartomeu, el mismo que lo forzó a continuar en el equipo contra su voluntad, y el resto de la dirigencia, podrían dimitir como consecuencia de la exigencia de la Generalitat de Cataluña de realizar el voto de censura el 1 y 2 de noviembre.

El conflicto surgió por el estado de alarma que se generó en España tras el rebrote de coronavirus, que impuso toque de queda desde las 23.00 en todo el país. Bartomeu y sus compañeros no se niegan al referéndum, de hecho está pautado estatutariamente. Pero explicaron que desean que se ejecute cuando no exista riesgo para la salud de los socios. Otra realidad es que tanto Bartomeu como sus compañeros tienen mucha presión social para dejar el club, y esto no se potenció con la derrota ante el  Madrid del último sábado, porque ya había mucho rechazo, según le explicaron a Olé en la prensa local.

¿Qué ocurrirá si hay renuncia masiva? La elección ya no tendrá sentido porque no habría dirigencia a la que cuestionar. Se formaría una comisión gestora que en 90 días tendría que convocar a elecciones para que los socios elijan a otro presidente.

¿Qué impacta a Messi? Está claro que no es buena su relación con Bartomeu por el episodio previo al comienzo de la temporada. De todas maneras, un nuevo presidente no podría cambiar la cuestión contractual: el vínculo del argentino con el club termina el 30 de junio del 2021, fecha en que quedará libre si es que no hay una renovación anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *