En Tucumán buscan promulgar la “Ley Benicio” para equipar lugares de concurrencia de público y capacitar a las personas en primeros auxilios.

Ley Benicio

Luego del trágico fallecimiento, en noviembre del año pasado, de Benicio que cayó a una pileta en un complejo turístico de Las Termas. A pesar de los intentos de su mamá y otros huéspedes para salvarle la vida, el hotel no contaba con equipamientos para hacer frente a estas situaciones.
Producto de es lamentable acontecimiento se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación una norma para modificar la ley de muerte súbita que contempla, entre otros puntos, que haya desfibriladores automáticos en sitios públicos.

El legislador Raúl Pellegrini comentó que “desde la legislatura acompañamos a la madre de Benecio en sintonía con el proyecto a nivel nacional presentado por la diputada nacional Beatriz Ávila” y confirmó que “estamos reformando la ley provincial. Queremos generalizar y especificar más los lugares donde deben estar los desfibriladores. La ley establece contar con los equipos y tener personal capacitado”.

“Sabemos que cada 15 minutos una persona muere por muerte súbita en argentina y que la atención en los primeros tres minutos pueden triplicar las posibilidades de sobrevivir del paciente” detalló Pellegrini a lo que agregó que el bloque del PJS presentó un proyecto para adherirse a la Ley Nacional de Guardavidas.

La diputada Beatriz Ávila, que impulsa la ley a nivel nacional, especificó las intenciones del proyecto: “La modificación de la ley provincial busca incorporar un sistema integral de lucha contra la muerte súbita, la instalación de DEA y la capacitación de reanimación cardiopulmonar”. “En argentina mueren entre 40.000 y 60.000 argentinos por no estar preparados con equipos para este tema“, especificó Ávila.

Teniendo en cuenta la situación económica que atraviesa el país, la diputada detalló cómo planean facilitar la compra de los equipos que pide el la lay: “Bridamos la posibilidad para comprar estos dispositivos, que deben estar en lugares visibles como los matafuegos, se pueda conseguir un crédito en el Banco Nación a tasa 0 y en la provincia a través de la Caja Popular de Ahorros”.

Por su parte el legislador Raúl Albarracín añadio, ” A través de esta ley buscamos que todas las instituciones cuenten con su equipo desfibrilador para que puedan dar respuesta y atención en socorro de cualquier niño o adulto que requiera reanimación (RCP) y la capacitación de los recursos humanos para salvar vidas.

La Dra. Valentina Bichara, mamá de Benicio, recalcó que “la idea es que se implemente la ley y se controle que se cumpla. El Estado va a colaborar para que se coloquen los dispositivos, pero lo importante es que se cumpla y las personas se capaciten”. “Cualquier puede salvar una vida. Son 3 a 5 minutos los que tenemos para salvar una vida, por eso debemos todos capacitarnos”, enfatizó Valentina.

“Esto es salud pública, esto es informar. Que la gente sepa que puede actuar y sepa usar un desfibrilador en esos primeros 3 a 5 minutos para salvar la vida de las personas”, detalló la Dra. Bichara a lo que agregó su mirada como personal de la salud: “Es una deuda pendiente, no podemos depender solo del sistema de salud y de los médicos. ¿Qué pasa si ocurre el accidente que le pasó a mi hijo durante la pandemia?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *