El titular del club anunció su decisión en conferencia de prensa. La Pulga había manifestado en público sus diferencias con él. ¿Puede cambiar su decisión de irse al final de la temporada?

Se terminó. El golpeado presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, anunció este martes la renuncia a su cargo junto a toda la Comisión Directiva, luego de que la Generalitat de Catalunya confirmara para el próximo fin de semana la votación sobre la moción de censura en su contra. La noticia, que confirmaron en primera instancia los medios catalanes Sport y Mundo Deportivo, rebotó de una manera especial en Argentina: ¿podrá está situación revertir la decisión de Lionel Messi, hasta ahora aparentemente irrevocable, de abandonar el club al final de la temporada?

Poco después de que se supiera la novedad, Bartomeu hizo el anuncio en una nueva conferencia de prensa. Allí afirmó que la dimisión conjunta “es una decisión meditada, serena, consultada y acordada por todos los compañeros”.
Luego de criticar a la Generalitat por haber mantenido la fecha de votación para la moción de censura, Bartomeu afirmó que su intención nunca había sido la de perpetuarse en el club y remarcó: “Tras la caída en la Champions la salida más fácil era dimitir”.

La directiva del club se había expresado más temprano públicamente en contra de que se realizara este fin de semana el referéndum sobre Bartomeu, por razones de índole sanitaria: la región afronta la segunda ola de coronavirus y se espera un crecimiento aun mayor de casos en los próximos días. Sin embargo, la Generalitat decidió mantener la fecha de votación.
El organismo había afirmado más temprano que no existían “impedimentos jurídicos ni sanitarios” para celebrar el voto de censura. De esta forma, la Generalitat sostuvo que se podía llevar a cabo la votación siempre y cuando se incorporaran en el protocolo los requisitos que presentó el Plan de Protección Civil de Cataluña, autoridad que tiene la última palabra sobre qué medidas se deben adoptar para combatir al coronavirus.
Su postura fue realizarlas de forma descentralizada con 13 sedes en Cataluña: Tarragona, Girona, Lleida, Sabadell, Terrassa, Manresa, Mataró, Vic, Granollers, Vilafranca del Penedès, Tortosa y Vilanova del Camí. Y habría otras siete sedes en el resto de España: Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Bilbao, Santiago, Palma de Mallorca y una en Andorra.

Ante esta situación, la cúpula azulgrana contaba entonces con dos opciones que pasaban por convocar el voto de censura de forma descentralizada o presentar la dimisión en bloque de la directiva. Y finalmente optó por esta última.
La dirigencia del Barcelona llegó a esta situación vapuleada por la situación deportiva, la peor de los últimos años. En la última temporada, el equipo no solo no había conseguido ningún título: se había despedido de la Champions con una estruendosa caída 8-2 contra el Bayern Munich y para colmo, la Liga de España había caído en manos del Real Madrid.
A esta situación se sumó la novela de Lionel Messi, que trató de dejar el club con el famoso burofax. Y aunque Bartomeu finalmente logró retenerlo, la Pulga expresó públicamente su enorme descontento con la actual directiva y su firme intención de irse del club apenas concluyera el vínculo, en junio de 2021.

Bartomeu ya había adelantado este lunes la posible renuncia. “Si el voto de censura se tiene que celebrar este fin de semana, es imposible hacerlo de forma descentralizada y sólo se podría hacer una sede, en el Camp Nou. Descentralizar es lo mejor de forma sanitaria, pero necesitamos 15 días para hacerlo de forma correcta”, había advertido, luego de afirmar que su deseo era que el socio se pudiera expresar en las urnas, pero con todas las medidas sanitarias y de seguridad.
Ahora una comisión gestora, presidida por Carles Tusquets, presidente de la comisión económica estatutaria, se hará cargo de la entidad y convocaría a elecciones en un plazo máximo de tres meses.
¿Qué pasará después? Todo es una incógnita ahora para el futuro del club catalán. Y entre otras cosas por definir, una roza especialmente a los argentinos: la decisión que tomará Lionel Messi en el caso de que se dé el cambio de aire que él esperaba en la cúpula del Barcelona.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *