Durante la mañana de este Martes se difundió el caso de Guadalupe Lobo. Golpes, torturas y amenazas son una secuencia de hechos que desde hace más de un año sufría y que el viernes tuvo su punto cúlmine, cuando su marido la golpeó y la dejó al borde de la muerte.

Álvaro Gabriel San Juan se llama el violento hombre, su esposo, que ese día desfiguró a Guadalupe, quien relató que “Hoy gracias a Dios lo puedo contar y decir que estoy con vida”.
Luego de hacer pública su historia la mujer recibió amenazas. “Ya sabemos donde estás y te vamos a ir a buscar”, le dijeron. A pesar de no estar en buen estado de salud decidió irse del Hospital.

El cuerpo de abogados de víctimas de violencia hacia la mujer, que depende de la Secretaría de Derechos Humanos, consiguieron que saliera la orden de restricción y el pedido de detención para San Juan. Además lograron la custodia para que Guadalupe pudiera volver al Hospital. En el regreso al Hospital Guadalupe habló y dijo: “Quiero sentirme segura al igual que mi familia. Es un hombre de mucho poder y se está moviendo en estos momentos. Recibí llamadas con amenazas. La familia de él quiere hacer correr que es una persona discapacitada. Quiero que la Justicia me ayude. No quedé bien por la cantidad de golpes que recibi”.

Fuente: Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *