Una lata de thinner y otra de laca, al incendiarse provocaron el estallido por expansión. Investigan si el fuego fue accidental o si fue provocado. Ambos elementos son inflamables, señalaron fuentes policiales. Analizan cámaras de seguridad en el barrio.

La explosión de un contenedor ubicado a unos 50 metros de la casa del expresidente Mauricio Macri quebró la tranquilidad del barrio de Acassuso, en San Isidro. Aunque se estableció el origen del estallido registrado en la calle José C. Paz al 300, la Justicia federal investiga si se trató de una intimidación al referente opositor.

Cerca de las 18 hs, los vecinos y la custodia del exmandatario escucharon el estallido del depósito de plástico para residuos y llamaron a la policía. Personal de Bomberos Voluntarios se desplazaron hacía el lugar y controlaron el foco sin complicaciones.

Luego llegaron los peritos de la Brigada de Explosivos de la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal Argentina para determinar con exactitud qué fue lo que originó la explosión y si hay algún indicio que confirme o descarte que el estallido estuvo vinculado a algún tipo de intimidación al exmandatario, debido a la cercanía con su residencia.

Por esa razón, el caso trasciende a la justicia ordinaria y es investigado por el Juzgado Federal N°2 de San Isidro a cargo de Lino Mirabelli.

Según trascendió, Macri estaba leyendo en el interior de su casa cuando ocurrió la detonación en el contenedor de plástico que alarmó a sus vecinos.

El exjefe de Estado no escuchó la explosión y desde su entorno deslizaron que no cree que el incidente pueda estar vinculado a su figura.

De todos modos, la Policía mantuvo un fuerte perímetro en el lugar hasta que los peritos terminaron su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *