Un solitario gol de Kanté permitió a Francia asaltar Da Luz y sellar el billete para la fase final de la UEFA Nations League. El esperado cara a cara entre Griezmann y Cristiano deparó un choque muy igualado. Un primer acto de relativa superioridad gala, con el barcelonista a los mandos y Martial marrando hasta tres ocasiones. Y un segundo tiempo de asedio luso tras el 0-1. Trincao salió de revulsivo y fue muy incisivo por la banda derecha, mientras que Lenglet se quedó en el banquillo.

GRIEZMANN, AL MANDO DE ‘LES BLEUS’

Sin el lesionado Mbappé, la ofensiva gala dependía más que nunca de la inspiración del ‘7’ azulgrana. Y Griezmann no falló. Sobre el cuarto de hora, el de Mâcon plantó a Martial ante un Rui Patricio felino que sacó 0-1 con el pie. El partido había amanecido lento, con mucho respeto o excesivo temor a las contras rivales entre los contendientes.

Ante el espesor imperante, Griezmann reapareció en una acción de estrategia. Picó una falta al segundo palo para el pase atrás de Varane y Rabiot remató en semifallo una volea que Martial cabeceó contra el larguero. Tan insistente como desacertado, el ariete del United volvió a perdonar antes del asueto. Lucas le puso un centro perfecto al área chica que el ayer ‘10’ francés estrelló en Rui Patricio.

Poco se vio en cambio a Cristiano, perjudicado por el conservador planteamiento luso. Aun así, protagonizó los dos intentos más peligrosos de Portugal antes del asueto: un tiro lejano que rechazó Lloris y un cabezazo que rozó el larguero.

KANTÉ GOLEADOR, TRINCAO REVULSIVO

Entre tanto delantero tuvo que aparecer Kanté tras la pausa para cazar un mal rechace de Rui Patricio y abrir la lata. El tanto alteró los planes de Portugal, obligado a atacar. Santos echó mano de Trincao y el cuadro luso bombardeó el área en busca de Cristiano anulado por los centrales.

Sí sufrió Francia con los tiros lejanos. Un mal despeje de Lloris permitió un cabezazo de Fonte al palo, pero el arquero se redimió al sacar de la escuadra un zapatazo de Moutinho. Trincao fue a más en los minutos finales, descarado, pero le faltó picardía para dejarse caer en un contacto dentro del área que pudo ser penalti. Al final, victoria trabajada para una Francia que no olvida la Europa 2016.

Fuente/Foto: SPORT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *