Cientos de personas se movilizaron para rechazar la privatización de este tipo de espacios. Un grupo ingresó a una zona, derribó cercos perimetrales y algunas hileras de carpas.


«No a la playa privatizada», «los balnearios privados destruyen el ecosistema» y «la playa no se vende» eran algunas de las consignas de los carteles que los manifestantes exhibían mientras interrumpían la circulación vehicular en una de las manos de la avenida Costanera Félix U. Camet.

Mariano Gemin, referente de la asamblea «En defensa de las playas públicas», cuestionó «el avance de los balnearios privados, con piletas y construcciones de cemento sobre cada vez más espacios».

Reclamó además por «la falta de protocolos para el uso de las playas públicas, y baños públicos» de cara al inicio de la temporada de verano el próximo 1 de diciembre, en el marco de la pandemia por el coronavirus.
Al finalizar la concentración sobre la Costanera, un grupo de quienes participaban en la convocatoria bajaron a la playa e ingresaron a un balneario privado montado a la altura de French y la Costa y desmantelaron gran parte de las instalaciones.

Algunos manifestantes arrancaron cerca de cien metros de vallados de madera con redes instalados sobre la orilla, quitaron las lonas de más de 80 carpas montadas en la arena, e incluso derribaron las estructuras de algunas de ellas.

Esteban Ramos, integrante de la Cámara de Balnearios de Mar del Plata, repudió el accionar y calificó el hecho de «lamentable». «Fue una anarquía total, con ausencia de la Policía pese a estar al tanto de todos. Esto no fue un reclamo a favor de playas públicas, sino en contra de los balnearios», declaró.

Fuente: cadena 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *