“Se trata de una ley viciada de inconstitucionalidad por privilegiar a una minoría, a un sector o a un colectivo por determinadas condiciones personales”, dijo.

La Legislatura aprobó ayer el proyecto de ley que promueve un cupo laboral mínimo para personas travestis y transexuales en la Administración Pública de la Provincia. Pero Raúl Albarracín (Partido por la Justicia Social) advirtió que la iniciativa “colisiona con principios constitucionales como es la igualdad de todos ante la ley”.

“Se trata de una ley viciada de inconstitucionalidad por privilegiar a una minoría, a un sector o a un colectivo por determinadas condiciones personales”, sostuvo. Y recordó que tres años atrás, “cuando se trató esta iniciativa, pedí la vuelta a la Comisión de Asuntos Constitucionales e Institucionales”.

El legislador también consideró “necesario un análisis de la Comisión de Hacienda, ya que no se puede avanzar en un proyecto de estas características sin ese dictamen ni un estudio del impacto financiero que produce”.

“No soy amigo de las discriminaciones -aclaró-. El Estado cuenta con otras herramientas y mecanismos para generar inclusión y evitar discriminaciones. Pero este proyecto no es la vía correcta toda vez que es necesario poner en igualdad de condiciones a todas las personas”.

En ese sentido, advirtió que esta Ley podría marcar un precedente para que “otras minorías puedan reclamar una norma similar para ingresar a los empleos públicos”.

Por último, se refirió a la “intolerancia”: “lamento el repudio y que me hayan increpado quienes propulsaron esta norma solo por el hecho de expresar mi opinión y de disentir con su proyecto, ello pone en evidencia la intolerancia de los que se dicen tolerantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *