La ex ministra de Seguridad se refirió al adolescente, de 15 años, acusado de asesinar a un ciudadano armenio para robarle una bicicleta. “Si el menor mata no puede volver a su casa como si nada”, dijo a Cadena 3.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, reiteró su postura en el marco de una jornada en la que un ciudadano armenio habría sido asesinado por un adolescente de 15 años, que fue demorado en al menos otras cuatro oportunidades en el año en causas por robo.

“El homicidio debe tener siempre un castigo. Si en una familia cuando un chico comete un acto de violencia no se le dice nada, lo que termina sucediendo es que el niño avanza en conductas violentas. Esto mismo nos pasa en la sociedad con la protección hacia aquellos que deciden delinquir, matar y robar”, indicó.

En ese sentido, la ex ministra de Seguridad habló sobre el proyecto de ley que presentó junto a sus compañeros en el 2019, sin éxito, para bajar la edad de imputabilidad.

“La iniciativa decía que a la primera vez que un menor cometiera un acto de transgresión, el sistema tiene que comenzar a trabajar en ese momento. Si no lo que ve el menor es que su conducta no tiene castigo y termina avanzando hasta lo que pasó hoy como el homicidio directo de una persona”, señaló.

Si el sistema hubiera detectado que el adolescente tiene conductas violentas, se hubiera comenzado un sistema de tratamiento completo

En el caso de este martes, el adolescente fue trasladado al Centro de Admisión y Derivación, en el barrio porteño de Balvanera porque al tener menos de 16 años, el joven es inimputable.

El nivel de despartajo que puede tener un menor es total. Es decir, puede no tener conciencia en absoluto de lo que realizó porque al otro día de matar puede salir y decir ‘no me paso nada’

“No se le abre una causa porque son inimputables, es decir no son judiciables. En el proyecto proponíamos que desde los 14 años si un menor comente un delito, como homicidio, tiene que ser tratado por medio de instituciones”, precisó.

En el asesinato de este martes, la víctima fue identificada por las fuentes como Dimitri Amiryan (37), un ciudadano armenio de profesión quiropráctico, que vivía desde hacía 20 años en Buenos Aires y tenía domicilio en el barrio porteño de Núñez.

Por otra parte, voceros policiales indicaron que este año el joven fue demorado y puesto a disposición de la justicia de menores los días 20 de marzo, 11 de septiembre, 18 de septiembre y el 8 de noviembre, en hechos por delitos contra la propiedad.

Fuente: Cadena 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *