Al cumplirse dos semanas de su internación en el Sanatorio Los Arcos, el ex presidente está ahora en coma inducido.   


El pasado domingo, su médico personal, Luis de la Fuente, indicaba que estaba “estable” y que esperaban que su cuadro mejorase.

Sin embargo, este jueves, especialistas detectaron una elevada dosis de potasio en sangre, según informa La Nación. Esto obligó a llevar adelante un proceso de diálisis para evitar que el cuadro empeorara.

Debido a su delicado estado, debieron inducirlo al coma para llevar a cabo el procedimiento.

El senador peronista se encuentra internado tras haber sufrido “una descompensación cardíaca”, dos semanas atrás.

De la Fuente había explicado que la decisión de que continúe internado era para “controlar su diabetes, que es algo que desestabiliza” al organismo.

El ex mandatario está acompañado por su familia. “Está luchándola, estamos acompañándolo. Somos creyentes y nos encomendamos a Dios todo poderoso”, había escrito Zulemita desde su cuenta en la red social Twitter.

Fuente: Cadena 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *