Se extenderán hasta el 28 de febrero y sobresalen algunas iniciativas como la reforma judicial y la modificación del sistema de elección del Procurador a la deuda pública.

Este lunes 4 de enero, el  Congreso dará inicio al período de sesiones extraordinarias, que se extenderá hasta el 28 de febrero con el objetivo de abarcar una amplia lista de temas pendientes, que van desde la reforma judicial y la modificación del sistema de elección del Procurador a la deuda pública.

La agenda de estas sesiones, de todas formas,  tendrá un virtual receso durante la primera mitad de enero para continuar las actividades en ambas cámaras del Congreso hasta llegar a febrero, cuando se tratarán la mayoría de las iniciativas.

En la lista de proyectos a tratar, uno de los más importantes es que el que impulsa  el Gobierno Nacional sobre la reforma judicial, que ya tuvo media sanción del Senado el 27 de agosto pero que en Diputados no logró avanzar ya que todavía no consiguió enhebrar acuerdos con los bloques opositores.

El bloque del Frente de Todos en Diputados cuenta con 119 bancas, pero de rigor son 117 votos, ya que el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, no vota y José de Mendiguren se encuentra de licencia, lo que obliga al partido a buscar acuerdos con los bloques opositores provinciales para lograr la mayoría.
El interbloque de Juntos por el Cambio, dirigido por Mario Negri, cuenta con 115 diputados y se opuso a la mayoría de los proyectos claves para el Gobierno.

Esta iniciativa, según el oficialismo, busca el fortalecimiento de la Justicia Penal Federal con la unificación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico bajo la denominación de fuero Penal Federal con asiento en la Ciudad de Buenos Aires.
Córdoba Federal, que viene respaldando los proyectos del Frente de Todos, está en contra de la iniciativa, lo que complica sus deseos de convertir en ley este proyecto,  por ser esos cuatro votos claves para conseguir los 129 necesarios para aprobarlo.
Por otra parte, otro tema clave es la modificación de la ley del Ministerio Público para poder acotar el mandato del Procurador y las mayorías para su aprobación (por mayoría absoluta en lugar de los dos tercios que requiere en la actualidad).
Diputados también buscará aprobar el proyecto sancionado por el Senado que establece que las negociaciones en materia de deuda pública con cualquier tipo de financiación internacional, incluidos los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), deben contar con aval parlamentario.
Y por último se debatirá la promoción de los créditos hipotecarios para adquirir vivienda única y de beneficios tributarios para fomentar la obra pública, que es una de las grande generadoras de empleo en todo el país.
En la Cámara Baja, en tanto, la modalidad en la que se desarrollará la tarea en el Congreso Nacional aún no se acordó mientras, desde el Senado ya se informó que se sesionará de manera virtual.

Fuente: tucumanalas7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *