La nena falleció cuando viajaba en ambulancia desde Andalgalá a Catamarca.
Una nena de 7 años murió ayer cuando era trasladada en ambulancia desde Andalgalá a Catamarca. Sus padres radicaron una denuncia penal por mala praxis contra un médico del hospital de Andalgalá, quien indicó que le colocaran una inyección a la pequeña, el domingo pasado al mediodía, cuando llegó con intensos dolores de estómago.
Ahora, aguardan los resultados de la autopsia. El fiscal en feria Hugo Costilla ordenó la realización de la misma, pero, como lo exige el protocolo, antes se debió practicar un hisopado al cuerpo para determinar si es positivo en COVID-19-. El resultado de tal procedimiento será conocido hoy por lo que recién se podrá avanzar con la operación autopsia.
Los padres de la pequeña señalaron que al mediodía del domingo, la nena comenzó a sentir fuerte dolor de cabeza y fiebre. Si bien la mamá le dio un ibuprofeno, el cuadro no cesaba por lo que decidió llevarla al hospital de Andalgalá.
En el trayecto al lugar comenzó con vómitos y cuando llegaron fueron recibidos por un médico.
«Nos atendió y la recibió así nomás, le preguntó a donde le dolía, así de parada nomás, ni le tocó la panza. Ella le dijo que le dolía mucho el estómago. Allí, el doctor se fue a dentro y al rato salió y me dijo que le iban a poner un inyectable para que se le corte el vómito. Le pusieron el inyectable, la llevé a mi casa, pero seguía igual», relató la madre.
Como el cuadro empeoraba y había comenzado a hincharse y a ponerse morada, los padres señalaron que volvieron a llevarla al hospital con los mismos dolores intensos de estómago.
«Esperamos como media hora a que llegue la médica que iba a hacer los análisis. Después decidieron trasladarla en ambulancia, pero ya grave», indicó el padre de la niña.
Lo que cuestionaron ambos progenitores el por qué no le realizaron los análisis en el momento, cuando la niña fue al hospital pasado el mediodía, se lo hicieron a la noche. «Cuando la llevaron a la noche recién llaman a la chica que hacen los análisis y le hicieron. Según esos análisis mi hija tenía algo grave, pero no me dieron ninguna otra explicación, solo me dijeron que en la Capital los doctores iban a explicarme», se lamentó el padre.
Asimismo, señalaron que en la ambulancia que enviaron a la niña solo venía con una enfermera y la madre de la pequeña. «Pasando la Cébila mi hija venía muy mal y la enfermera llamó a la doctora y ésta llamó al hospital de Chumbicha para que la reciban y ahí la estuvieron esperando. El doctor de allí la reanimó, pero en el transcurso de Chumbicha a Capital ya falleció», se lamentaron los padres.
En el mismo orden, cuestionaron que con el cuadro que tenía la nena, la ambulancia no sólo venía con una enfermera, sino que solo tenía oxígeno, nunca tuvo los aparatos de primeros auxilios”.

Fuente/Foto: El Ancasti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *