El intendente Sánchez escuchó los pedidos de los gastronómicos.


Las restricciones impuestas por Nación para contener el rebrote de casos de coronavirus en la provincia encontraron eco en Concepción, aunque el intendente Roberto Sánchez planea acompañar el pedido de los gastronómicos para que el toque de queda comience a la 1 de la madrugada. 

El presidente de la Unión Hotelera y Gastronómica de Tucumán se había manifestado en desacuerdo con el pedido del Ejecutivo nacional y busca sumar apoyo ante los principales jefes municipales de la provincia. 

Esta mañana, los intendentes Germán Alfaro (Capital) y Mariano Campero (Yerba Buena), opositores al oficialismo nacional, se mostraron conciliadores con los gastronómicos para que el cese de actividades se extienda hasta la 1 y no a las 23, como fue previamente establecido. 

En sintonía con Alfaro y Campero, el concepcionense Sánchez (del mismo signo político) escuchó el pedido de Gettar y, siguiendo con los protocolos sanitarios, se habría comprometido en extender el horario de atención hasta la 1, para no resentir la economía de los comerciantes. 

Fuente: LG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *