La tormenta ocurrida ayer, bautizada como Filomena, que provocó -además- fuertes lluvias en otras regiones, ya dejó tres muertos en el país.

Luego de la histórica tormenta de nieve las autoridades libran este domingo una carrera contra reloj para limpiar de nieve las principales avenidas, rutas y accesos a centros de salud de Madrid y una parte de España antes de que llegue una inusual ola de frío.

La tormenta ocurrida ayer, bautizada como Filomena, que provocó -además- fuertes lluvias en otras regiones, ya dejó tres muertos en el país.
Se esperan “temperaturas mínimas inferiores a -10ºC” en gran parte del interior del país, a partir de la noche este domingo y hasta el jueves, según la agencia meteorológica española (AEMET).

“Nuestro objetivo es aprovechar cada minuto antes del lunes, cuando se produzca el descenso de la temperatura” para quitar la nieve en las principales vías antes de que se transforme en hielo, anunció noche José Luis Martínez-Almeida, según la agencia de noticias AFP.
“Hasta el próximo fin de semana será muy difícil desplazarse” en la capital, donde la nieve cesó de caer el sábado por la tarde, advirtió el alcalde
En Madrid, el Ejército intervino para quitar la nieve de las pistas del aeropuerto, que seguirá cerrado al menos hasta el domingo por la tarde, así como los accesos a los hospitales, muy requeridos por la pandemia de coronavirus.
Según el gobierno, el tránsito seguía suspendido o demorado en más de 700 carreteras este domingo por la mañana; los trenes procedentes o con destino Madrid fueron anulados hasta esta tarde.
La tormenta Filomena se desplazaba este domingo hacia las regiones de Cataluña y Aragón (noreste), afectadas hasta ahora por nevadas menos importantes que la víspera en el centro.

Fuente: Ámbito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *