El francés no pudo terminar la octava etapa al quedarse sin neumáticos y pone punto final a su primera aventura en Arabia Saudí.
Sébastien Loeb abandonó el Rally Dakar durante la 8ª etapa de la prueba como consecuencia de dos pinchazos y al no disponer de rueda de repuesto. El infortunio quiso que el camión de asistencia del equipo Prodrive, no pudiese llegar al campamento maratón por lo que tanto el francés como Nani Roma no pudieron recibir las ruedas de repuesto.

Ante esta situación, el equipo británico decidió ‘sacrificar’ a Loeb, y tuvo que ceder una de sus ruedas para que el catalán tuviera lo necesario para defender el quinto lugar en la general. En carrera, los nueve veces campeones del mundo de rallies sufrieron un par de pinchazos en los primeros 80 kilómetros y, al no tener repuesto, decidieron desertar.
Loeb vivió un rally Dakar lleno de dificultades desde el mismo inicio de la prueba el Yedá el pasado 2 de enero y se encontraba distanciado en más de 40 horas del líder de la clasificación general de coches, el francés Stéphane Peterhansel.

El campeón alsaciano participaba en su quinto Dakar, una prueba en la que no ha logrado aún la victoria: abandonó en 2016 y 2018 y acabó segundo en 2017 y 3º en 2019. En 2020, en la primera edición de la prueba en Arabia Saudita, Loeb no participó.

Fuente/Fotos: MDZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *