Con el nuevo coronavirus, en lo que se cree que son los primeros casos conocidos entre estos primates en Estados Unidos y, posiblemente, en el mundo, según informaron funcionarios del parque.
El parque realizó pruebas a los gorilas luego de que dos ejemplares empezaron a toser el 6 de enero y los resultados fueron confirmados por los Laboratorios de Servicios Veterinarios del Departamento de Agricultura. «Salvo por un poco de congestión nasal y tos, los gorilas están bien», indicó la directora ejecutiva del parque.
Según parece, la infección provino de un miembro del personal del zoológico que dio positivo al virus, pero que no desarrolló síntomas. Aunque otros animales han contraído el coronavirus, desde visones hasta tigres, es el primer caso conocido de una transmisión a grandes primates.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *