El mandamás del Santo rompió el silencio de los últimos tiempos, puso fin a la incertidumbre y habló de todo con el tucumano: los números, el futuro cuerpo técnico, los dos jugadores prioritarios y un mensaje a la AFA.
La pandemia golpeó a Ciudadela en todo sentido: en lo deportivo echó por tierra un compañón que pintaba para el ascenso, en lo económico privó al club de su principal fuente de ingresos que son las recaudaciones y en lo institucional alteró el orden imposibilitando el llamado a elecciones tras prorrogar un mandato vencido por más de ocho meses.
El presidente Roberto Sagra, en charla con el tucumano , habló sobre el pasado reciente, el complicado presente y el futuro incierto de San Martín que en los próximos días deberá definir cuerpo técnico y plantel y en unas pocas semanas renovará Comisión Directiva.
“No me voy a presentar en las próximas elecciones. No voy a ser candidato a presidente ni formar parte de ninguna lista. Pero voy a seguir apoyando al club desde afuera, como lo hice toda mi vida. El que sea que esté administrando el club contará con mi apoyo”, arranca diciendo el principal directivo del Santo.
“Sé de algunas personas que tienen intenciones de conformar algunas listas. Si alguna de ellas me gusta o convence en sus propuestas, les brindaré mi apoyo expreso, si no es así mantendré el silencio y apoyaré al que los socios elijan”, agrega.
Si bien todavía no hay una fecha exacta de comicios, se estima que esta Comisión Directiva atraviesa su último mes y medio de mandato: “Le he pedido al doctor Santillán (apoderado legal del club) que organice las elecciones lo antes posible. Me dijo que estima que podrían llevarse a cabo entre la primera y segunda semana de marzo”.
Sagra vive sus últimas semanas en el club con cierta nostalgia: “Para mí, ser presidente de San Martín es algo que me llena de orgullo y de honra. Voy a hacer un duelo personal cuando toque irme. No va a ser fácil”.
Al mismo tiempo, los últimos días de esta gestión coinciden con los tiempos de planificación y armado del nuevo plantel de cara a la nueva temporada de la Primera Nacional: “Lo primero que queremos hacer es renovar con el cuerpo técnico. La idea es que continúe la dupla, estamos en conversaciones avanzadas”.
“Una vez que tengamos definido el cuerpo técnico empezaremos a trabajar en el plantel. Hay algunos jugadores con los que queremos seguir contando, como el caso de Arce y Tino Costa. La idea es que sigan, pero bueno, también habrá charlar con ellos y sus representantes y hay que ver qué opina el cuerpo técnico que esté a cargo”, comenta el dirigente.
La situación obliga a que el armado del plantel lo realice una gestión saliente y por ende lo herede otra Comisión Directiva: en ese sentido, Sagra tiene claro cuáles son las limitaciones presupuestarias: “Nosotros vamos a conformar un equipo competitivo, pero sin comprometer a los dirigentes que vengan después. He dado muestras de responsabilidad y no voy a cambiar eso”, asegura.
«Nosotros podemos tener un presupuesto mensual de unos $9 millones mensuales: son $2 millones aproximadamente de planilla salarial de empleados, entre plantel, cuerpo técnico y gastos operativos de viajes sumaríamos unos $7 millones más. Ahí tenemos los $9 millones de gasto», confirma.
“En ingresos, ya tenemos asegurados un subsidio de la Caja Popular de Ahorros que gestionamos nosotros de unos $2 millones, mientras que de televisión ingresan unos $3 millones, además tenemos casi $2 millones de otros auspiciantes e ingresos menores. En total hay $7 millones asegurados de ingresos y habrá $ 9 millones de egresos. El que sea presidente del club tendrá que conseguir solo $2 millones. Si no son capaces de gestionar ese monto mínimo, entonces que no se presenten».
«Todos estos números sin tener en cuenta las recaudaciones que en cualquier momento van volver a permitir el ingreso del público y esa es la fuente de ingreso más importante. Yo vine bancando ese mismo presupuesto todos estos meses, incluso con menos ingresos”, revela en detalle los números.
“El puesto de presidente de San Martín no es para cualquiera, no es cuestión de presentarse solo con el carnet de manejo. Hay que tener experiencia y algo de espalda. Si no hay dinero, hay que salir a buscarlo, a gestionarlo, a conseguirlo”.
El presidente Ciruja no ve posibilidades de establecer nuevos canales de diálogos con la cúpula de AFA: “Es imposible que yo vuelva a tener a diálogo con ellos, porque ellos ya me pasaron al bando de sus enemigos y sé que de ahí nunca me sacarán es por eso que me voy”.
“A mí me buscaron un montón de veces, yo tenía una excelente relación con ellos. Chiqui Tapia me ofrecía cargos en el Comité ejecutivo y yo lo rechacé porque nunca tuve esas ambiciones. Cuando me tocó defender al club lo hice sin dudar y hasta el final. Yo defendía a San Martín y eso ahora me cuesta el no poder continuar. Yo me inmolé como se hubiera inmolado cualquier hincha”.
En este sentido, Sagra le deja un claro mensaje a su sucesor: “El que venga tendrá que saber dialogar con ellos, pero haciéndose respetar, porque si no te pasan por arriba, ¿De que le sirvió a Atlanta la postura que tomó? Quedó fuera del ascenso, y si nos acompañaban en el reclamo tal vez podríamos haber conseguido una final. Nosotros somos un club del interior y siempre vamos a ser ninguneados. No nos tenemos que dejar comprar, porque siempre nos van a querer usar y después traicionar”.
“Es necesario retomar las relaciones y que vuelvan a ser cordiales y buenas. Yo no lo puedo hacer, pero él que lo haga no debe arrodillarse para nada porque no sirve eso tampoco. Nosotros la peleamos de pie y esos nos tiene que llenar de orgullo”, finalizó Roberto Sagra, en sus últimos días como presidente de San Martín.

Fuente: El Tucumano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *