La inflación sobre la canasta básica, es el motivo principal por el que el Gobierno Nacional busca sellar acuerdos similares al de la carne con productores de frutas y verduras.

La consultora LCG lanzó un informe en el que reveló que durante el mes de enero, los alimentos volvieron a mostrar una tendencia en alta, con una suba del 4,7% en promedio para la canasta básica.

Según el estudio difundido, “en la cuarta semana de enero la suba de precios de los alimentos promedió 1,2%, desacelerándose 0,6 p.p. respecto a la semana anterior”, destacándose además un alza de 5,5% “medida de punta a punta” en las últimas cuatro semanas.

“Estos niveles de precios dejan un arrastre para el mes de febrero de 2,1%”, indicó la consultora desde donde se especificó que las carnes presentaron un alza del 9,1%, mientras que las frutas treparon 8%, las comidas listas para llevar subieron un 4,2% y los productos lácteos y huevos, un 2,8%.

Por este motivo, los ministerios de Desarrollo Productivo y Agroindustria ya trabajan en nuevos acuerdos similares a los de la carne pero con productores de frutas y verduras, para poder contener los precios de los frescos.
El año pasado estos productos subieron hasta un 200% como el limón o 178% como las naranjas, cuando la inflación general de 2020 fue de 36,1% y la suba de los alimentos de góndola promedió el 23%, según el Indec.

Fuente: tucumanalas7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *