Raúl Albarracín, Legislador, y Sebastián Salazar, intendente de Bella Vista, y ambos dirigentes de la Unión Cívica Radical (UCR), aparecen como la tercera línea del partido centenario que busca la unidad y la coherencia para el armado de una fuerza opositora de cara a las elecciones intermedias de 2021 y con la mirada puesta en las elecciones provinciales de 2023. Lo dejaron claro al pasar por el piso de Los Primeros durante la mañana de este lunes.
«La premisa es ser una alternativa para el electorado, que tenga una agenda común en resolver todos los problemas que aquejan a diario a los tucumanos», afirmó el parlamentario. Sostuvo que «en el último encuentro de radicales realizado en la ciudad de Bella Vista quedaron establecidos tres pilares básicos: la unidad, la coherencia y mantener la vocación frentista».
Para ello, Albarracín indicó que habrá que dejar de lado el individualismo para privilegiar lo colectivo, «sin candidaturas ni cargos, pensando solamente en lograr la unidad de toda la oposición para ofrecer una alternativa a todos los tucumanos, que necesita resolver temas tan graves como la inseguridad y otros problemas estructurales que tiene la provincia y que desde hace años no son resueltos por el partido gobernante».
Sobre la inclusión o no de Ricardo Bussi, titular de Fuerza Republicana, Albarracín precisó que resulta incoherente su postura al decir que no vengan los peronistas disidentes, porque de este modo más que un frente electoral se parece más un traje a medida para determinadas candidaturas electoral».
«Creemos que el frente opositor tiene su antecedente en las últimas elecciones en 2015; 2017 y en el 2019 con el Partido por la Justicia Social, con el campo y el peronismo disidente como Germán Alfaro y Domingo Amaya, y debemos recuperar esa alianza para ser una verdadera alternativa», afirmó Albarracín.
El intendente de Bella Vista precisó que el diálogo está abierto con todos los sectores del radicalismo, entre ellos la senadora Silvia Elías de Pérez, el diputado José Cano y los intendentes Mariano Campero de Yerba Buena, y Roberto Sánchez de Concepción.
«Nosotros buscamos la unidad de la oposición en Tucumán. Sabemos que a la gente no le interesa las peleas internas, la gente pretende que los políticos resuelvan sus problemas. Por eso creo que tenemos que estar unidos y trabajar todos juntos en una agenda común pensando en todos los temas que aquejan a los tucumanos», dijo Salazar.

Fuente: Sobre Tablas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *