El Papa aseveró que la pandemia “ha puesto de relieve otra enfermedad que nos afecta actualmente: la de una economía basada en la explotación y el descarte tanto de las personas como de los recursos naturales”.

El papa Francisco pidió este lunes una “revolución copernicana” en la economía mundial para la pospandemia, al dirigir su tradicional discurso anual a los embajadores acreditados ante la Santa Sede, frente a quienes también lamentó la “crisis de la política” que se ve a nivel mundial y renovó su pedido para que se condone la deuda externa de los países más pobres.
“Con demasiada frecuencia, nos hemos olvidado de la solidaridad y los otros valores que permiten que la economía esté al servicio del desarrollo humano integral, y no de intereses particulares, y se ha perdido de vista el valor social de la actividad económica y el destino universal de los bienes y recursos”, criticó el Papa durante el mensaje de una hora leído en el Aula de las Bendiciones del Vaticano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *