Caída de reservas, cierre de restaurantes y casino son algunas de los puntos que golpea al rubro.
Las nuevas restricciones implementadas ante la llegada de la segunda ola de coronavirus buscan reducir la escalada de contagios, pero en su cometido afecta a distintos sectores de la economía nacional y el sector hotelero no escapa a esa situación.
“Entendemos el motivo de las restricciones, pero eso no quiere decir que no nos golpea. El horario de apertura y cierre del restaurante es uno de los temas, nosotros trabajamos con el Casino del Parque que tuvo que cerrar y eso nos complica, sumado a que hubo una caída de las reservas de habitaciones”, explicó Gabriel Gómez, ejecutivo de cuentas hotel Sheraton.
Desde el hotel ubicado frente al parque 9 de julio estiman que la caída de las reservas en la última semana ronda entre el 30% y el 40%. Una de las medidas que tomaron desde la sucursal de la cadena en Tucumán fue flexibilizar la política de reservas para incentivar la afluencia a los huéspedes.
“En Semana Santa se trabajó bien, nunca fue una ocupación completa o comparable con años anterior, pero dada la situación se trabajó bien, al igual en el verano”, detalló Gabriel Gómez a lo que apuntó al público tucumano y regional como el público objetivo en el corto plazo y a resaltar los servicios habilitados, como gimnasio y restaurant, que prestan en el lugar.
El ejecutivo de cuentas del hotel Sheraton reconoció que la pandemia afectó económicamente al sector, al igual que a muchos otros, y habló respecto a la recepción de planteles de fútbol profesional ante el aumento de contagios en el deporte: “seguimos los protocolos de Nación, los del COE local y los que tenemos en la cadena. A eso nos adaptamos a protocolos más estrictos que pueda tener cada club”.

Fuente: Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *