Una de las razones, fue el incremento de casos de contagios por Covid-19 y otra fue que, el oficialismo no necesitaba de sus votos para poder modificar el calendario electoral.


La Cámara de Diputados había decidido no definir, hasta que la Corte Suprema se expidiera en la discusión sobre la presencialidad que mantienen la Ciudad de Buenos Aires y la Nación; sin embargo los cambios notorios de índoles sanitarios propiciaron a que los legisladores acompañen y acepten las medidas el pedido que les había hecho llegar el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el presidente del bloque oficialista, Máximo Kirchner, cuyo único propósito es el de retrasar un mes el cronograma electoral para la realización de la elección PASO el 12 septiembre y la elección general el 14 de noviembre, entendiendo que dicho aplazamiento contribuirá a la organización del proceso electoral en pandemia.

“Desde JxC reafirmamos nuestro interés en contribuir a la mejor gestión de la pandemia y, a la vez, respetar las normas electorales vigentes con la garantía de las elecciones primarias que hoy consagra la ley. Es por ello que acompañaremos el corrimiento del cronograma y, además, solicitamos al oficialismo la inclusión de una cláusula que reasegure el compromiso del Gobierno Nacional con el respeto de la legislación electoral vigente”, explicaron mediante un comunicado.
Esta noticia, de mismo modo tuvo repercusiones en el bloque de Juntos por el Cambio, ya que cierta parte de los legisladores están en descontento porque afirman que este cambio, sólo beneficiará a que el oficialismo llegue cómodo con respecto a los números a las elecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *