El CEO del ingenio La Corona, Jorge Alberto Larry, fue procesado por la Justicia Federal por el daño ambiental que esa fábrica azucarera causa al medio ambiente.

El juez federal Nº 2 de Tucumán, Fernando Poviña, como juez subrogante del Juzgado Federal Nº 1, procesó al gerente del Ingenio La Corona, Jorge Alberto Larry, al hallarlo presunto culpable de la contaminación de la cuenca Salí-Dulce.

Además, le trabó un embargo por $ 2 millones, en una causa que se inició en 2017 con una denuncia del fiscal general ante la Cámara Federal de Tucumán, Gustavo Antonio Gómez.

Larry fue procesado por infringir el artículo 55 de la Ley 24.051 “Residuos peligrosos”, debido a que se probó que la planta industrial ubicada en el sur tucumano volcó vinaza en el río Gastona, que a través de la cuenca Sali-Dulce aporta al embalse Río Hondo. El fallo tuvo en cuenta la prueba aportada durante la instrucción de la causa: testimonios, fotografías y pericias tomadas en el curso de agua.

Según informó el portal El Liberal La defensa del imputado había esgrimido que se había respetado el marco legal en todo cuanto hace al tratamiento de los residuos industriales.

Fuente: VTN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *