Es una decisión tomada y lo anunció el propio presidente Alberto Fernández. El jefe de Estado reiteró hoy su “enorme preocupación” ante las denuncias de presunto espionaje en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri. 

Fernández anticipó que hoy designará a un funcionario a cargo de la subsecretaría de Asuntos Penitenciarios que “tendrá el rol de intervención del Servicio Penitenciario Federal”.

“Espero que la Justicia haga lo que tiene que hacer con las denuncias de espionaje”, afirmó Fernández en declaraciones a Radio10. Además, en relación al Servicio Penitenciaio Federal, anticipó: “Vamos a ocuparnos de intervenirlo y de ciertas cosas que nunca más quiero que ocurran”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *