La justicia de Rosario condenó a tres años de prisión condicional a una empleada doméstica que le robó los ahorros de toda una vida a una mujer de 80 años.

Con el botín, la mujer se compró un auto, un viaje a Disney, le festejó los 15 años s su hija, adquirió muebles y electrodomésticos, refaccionó la casa y hasta hizo un plazo fijo por 190 mil pesos.

El hecho en cuestión ocurrió en 2016 y recién ahora tiene su condena. La anciana guardaba el dinero en la puerta de su placard que siempre tenía llave. Notó la ausencia de sus shorros cuando fue a buscar efectivo para hacer un pago. De acuerdo a lo declarado por la dueña de la casa, la sospecha fue casi automática hacia la empleada que trabajaba para ella hacía dos años. Era la única que tenía la llave del departamento.

“Era una mujer muy humilde y empezó a tener un nivel de vida muy alto: compró autos, le pagó un viaje a Disney a su hija.
Los bienes fueron decomisados, pero no alcanzaban ni remotamente a los 100.000 dólares del hurto” explicó el abogado querellante, Héctor Superti.

La víctima de este robo le había propuesto en su momento a la mujer que devolviera toda la plata y no procedería con la denuncia. No obstante, la acusada ya la había gastado toda para ese entonces.

“Todo lo que necesitabas te lo dí. Con la confianza que te tenía ahora me dejás en la calle. Vos te divertiste y yo me jodí trabajando como un animal toda la vida” le dijo la mujer de 80 años.

La justicia procedió a un juicio abreviado en el que la empleada reconoció que entre Abril de 2014 y Noviembre de 2016, utilizó la copia de la llave del placard para llevarse 90 mil dólares y 180.000 pesos como un robo “hormiga”.
A pesar de la condena, no irá presa.
Investigación: La reconstrucción del hurto se hizo sin prueba directa, sólo a raíz de indicios, e implicó el decomiso de algunas cosas adquiridas.
La causa se desentrañó por el estudio de la situación económica de la empleada.

La fiscal Juliana González y los querellantes Héctor y Sabrina Superti trazaron una línea histórica sobre la vida de Natalia antes de trabajar en esa casa.
Se detiene en el período en el que trabajó ahí y cuando cesó la relación laboral.

Así se determinó que durante el tiempo que se desempeñó allí, su condición patrimonial y adquisitiva de modificaron sustancialmente.
Dora decidió pasar la plata al placard de su cuarto y llevar siempre la única llave dentro de de bolso de mano.

¿ Cómo llegó esa llave a Natalia?. Eso quedó sin esclarecer pero la familia presume que en un descuido, dado que la confianza en la casa hacia ella era toda, consiguió hacer una copia. La rutina era idéntica, Natalia llegaba a la mañana, Dora se iba al negocio y se quedaba allí hasta las 14 hs. Todos los días igual de Lunes a Sábados.

En esos largos ratos se fue armando el robo hormiga, hasta que un día Graciela, hija de Dora, necesitó dinero.
Fueron a abrir el bolso pero adentro había un pequeño neceser vacío: ” sólo había gomitas”. En el bolso mayor se encontraron unos 20.000 pesos desordenados. Faltaban 180.000 pesos(al cambio oficial de ese momento 11.500 dólares) y 90.000 dólares en billetes.

Fuente: iProfesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *