Hay más de 14 mil casos que las provincias informan pero no aparecen en el registro nacional, la mayoría de Tucumán, Buenos Aires y Neuquén. Las diferencias.

La provincia de Tucumán lidera el ranking del desfasaje entre los contagios y muertos que registran los informes provinciales -que se entregan diariamente a la prensa- y el reporte del Ministerio de Salud de Nación.

Tras la polémica por las muertes que no había contabilizado la provincia de Buenos Aires, ahora la lupa está puesta en las diferencias entre los reportes provinciales y el nacional, que se abastece de los datos que cada distrito carga en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA).

El caso de la provincia que gobierna Juan Manzur es paradigmático ya que donde la diferencia es más pronunciada. Este lunes el Ministerio de Salud tucumano informó 702 nuevos casos en su primer reporte del día y alcanzó los 22821 desde el inicio de la pandemia.

En cambio, el último reporte del Ministerio de Salud nacional -del domingo- da cuenta de 16.968 positivos en Tucumán desde marzo. Es decir, la diferencia es de algo más de 5850 casos entre uno y otro reporte.

Ese desfasaje queda en evidencia si se compara los reportes diarios de los últimos días en Tucumán, que dan cuenta de una situación mucho más seria en la provincia de lo que indica el informe nacional.

Esas diferencias no implican que las provincias estén ocultando datos, aunque sí evidencian serios problemas con las cargas al SISA, adonde están obligados a notificar los casos, muertos y altas los gobiernos locales y provinciales.

El economista Martín Barrionuevo, que realiza un exhaustivo análisis diario de las cifras de coronavirus, realizó un cuadro comparativo de las diferencias entre reportes provinciales y el SISA, donde con los datos del viernes mostraban una diferencia de 14.200 casos en todo el país.

De acuerdo a los datos de Barrionuevo, en Tucumán la diferencia de casos con el SISA era del 29 por ciento, aunque la cifra ya se agrandó en más de mil casos en dos días y el porcentaje supera el 34 por ciento. El desfasaje es mucho peor en el caso de los muertos, un 119 por ciento de acuerdo al cuadro realizado por el economista.

Un número similar de casos de diferencia se da en la provincia de Buenos Aires, aunque en ese caso el desfasaje es mucho menor por la cantidad total de positivos. También en Neuquén hay una diferencia de casi 3 mil casos entre el reporte local y el de SISA, lo que implica casi un 33 por ciento.

Llamativo también es el desfasaje en provincias que tienen una menor cantidad de casos como San Juan y San Luis, con diferencias de 35% y 22% respectivamente. La primera tiene mil positivos y la segunda dos mil. En el caso de San Luis la situación es peor respecto a los fallecidos, ya que el SISA registra apenas 7 de 38 víctimas (-442,9%).

Fuente: LaPoliticaOnline

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *