En horas de la tarde, violentamente asaltaron a Mariana Romero. El tipo según testigos la estuvo observando un tiempo largo antes de arrebatarle su celular y tirarla en medio de un charco de agua servida. Es muy dudoso todo y la justicia debería investigar si se trata de un hecho aislado.

Un dato: varios vecinos y clientes del bar, donde estaba ella, salieron detrás del ladrón. La policía que estaba en un cajero los vio pasar pero no actuaron “porque solo estaba al servicio del banco”, dijeron.

Mariana, como muchos saben, está siguiendo el caso #Tacacho que incomoda a las instituciones y algunos poderosos de Tucumán.

Fuente: José romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *