Atlético Tucumán sufrió este domingo hasta el último minuto para lograr su segunda victoria consecutiva y quedar como líder del grupo 1, al superar por 2-1 a Arsenal como visitante en Sarandí, en un arranque ideal en la Copa de la Liga Profesional.

El «Decano» dirigido por Ricardo Zielinski, que venía de golear en Avellaneda a Racing, se adelantó temprano en el partido por un zurdazo de Gabriel Risso Patrón.

Sin embargo, en un tanto con mucha polémica, el defensor Mateo Carabajal estampó el empate para los del «Viaducto» a los 12 minutos del complemento.

Pero sobre el final se fue expulsado infantilmente Emiliano Méndez y, en una de las últimas jugadas, Lucas Melano aprovechó una mala respuesta del arquero Maximiliano Gagliardo para darle los tres puntos al conjunto tucumano.

Atlético, que venía de quedar eliminado de la Copa Sudamericana entre semana ante Independiente, suma dos triunfos como visitante en la misma cantidad de partidos en el grupo 1, mientras que Arsenal se quedó con un punto.

Pero más allá de ese tropezón, el camino en la Copa de la Liga Profesional no podría ser mejor, incluso para haberse sabido reponer de un increíble gol sancionado a favor de Arsenal, tras una grosera mano.

La historia había empezado de la mejor manera para el «Decano», porque a los ocho minutos del primer tiempo, Risso Patrón apareció en el área para capturar un rebote y clavar un zurdazo al medio del arco.

Atlético sabe cómo manejar diferencias, por eso «planchó» el partido, no pasó sobresaltos y se fue al descanso con una justa ventaja.

Pero en el complemento, el que pegó de entrada fue Arsenal, con una polémica acción: porque después del tiro libre ejecutado por Nicolás Castro que dio en el palo, Albertengo intentó definir, la pelota rebotó claramente en su brazo y le quedó a Carabajal, que puso el 1-1 ante la inacción de la terna arbitral.

El trámite se abrió un poco más a partir del empate, con leve tendencia favorable para Atlético Tucumán, aunque sin la profundidad deseada.

La expulsión de Méndez, por una infantil agresión infantil delante de los ojos del árbitro Rey Hilfer, dejó al local con un hombre menos.

Así, el «Decano» aceleró en busca de la victoria: lo tuvo a los 44 con un remate de Ramiro Carrera que tapó bien Gagliardo, pero dos minutos después Melano recogió un rebote corto del arquero y envió el balón a la red para el 2-1.

Fuente: Cadena 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *