Ocurrió en Santa Fe. Según las autoridades sanitarias, el hombre se sentía mal cuando llegó al centro de inoculación. “Empezó a temblar”, contó el hijo.

Una mujer de 69 años denunció ante la policía que su marido Agustín Martínez, de 77 años, falleció horas después de aplicarse la vacuna contra el covid.
Según la señora, al momento de retirarse del vacunatorio Martínez comenzó a sentirse mal, se le dio aviso al personal y fue trasladado a un sanatorio privado de la capital santafesina. En el efector de salud fue examinado, se le dio de alta y cuando llegó a su casa se descompuso y falleció.

Las autoridades del Ministerio de Salud provincial, que estuvieron al tanto de la situación, aseguraron que cuando Martínez llegó para vacunarse dijo que no se sentía bien. Le habrían tomado la presión y le recomendaron esperar. Sin embargo, el matrimonio quiso inocularse.
A los pocos minutos, tras recibir la aplicación de la vacuna AstraZeneca, la esposa de Martínez avisó al personal sanitario que el hombre se había descompuesto y fue trasladado de urgencia hasta el Sanatorio Diagnóstico, en el macrocentro de la ciudad. Allí recibió atención médica y a las pocas horas el alta. Sin embargo, más tarde, murió en su casa.
De acuerdo con el documento, por precaución, le realizaron un electrocardiograma y dio como resultado una leve taquicardia, algo que indicaron como normal en personas de su edad. Allí le recomendaron realizarse un control más adelante y lo enviaron a su casa.

Si bien regresó a su domiclio caminando, de acuerdo con el relato del hijo, tan solo minutos después, sufrió otro episodio. “Comenzó a temblar y a respirar acelerado, después mucho más lento”, narró Martínez. “Decidí llevarlo a la cama para atenderlo mejor”, agregó.
Al notar que la situación empeoraba, decidieron llamar nuevamente a emergencias. “Mientras venían las ambulancias me indicaron que inicie con el RCP”, aclaró. El hombre detalló además que al llegar, le inyectaron adrenalina y le realizaron maniobras con electroshock, pero no pudieron salvarle la vida.
Si bien la investigación para conocer lo sucedido avanzará, la familia descartó iniciar acciones legales contra el sanatorio, al que cuestionaron duramente por la atención. “Sé el trastorno que lleva por dentro y todo lo que hay que hacer. Tendrían que llevar a mi papá a la morgue policial y en este momento no quiero perder también a mi mamá”, expresó el hijo.

Con información de TN y Notife

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *