La propagación a un ritmo acelerado de la variante Delta del coronavirus, que fue identificada por primera vez en la India, mantiene en alerta a más de 74 países. En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) la reclasificaron por su nivel de peligrosidad, y pasó de ser “de interés” a “de preocupación”.
Esta recategorización se les otorga a las cepas de virus que los epidemiólogos consideran que son más transmisibles, o que pueden causar una enfermedad mucho más severa en quien la posea.

Hace más de un mes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) había determinado que esta la variante Delta – o B.1.617- era mucho más preocupante a nivel internacional por el doble riesgo de hospitalización, en comparación con la variante Alpha B.1.1.7, que había sido identificada por primera vez en el Reino Unido.

La CDC informó a su vez que las vacunas, los tratamientos y las pruebas que detectan el virus también pueden ser menos eficaces contra una variante de interés.

El principal temor de los científicos infectologos sobre esta variante radica en el potencial impacto que pueda tener en los países pobres con un sistema de salud desbordado y escases de vacunas, ya que según informan, la cepa Delta está asociada a un 60% más de riesgo de transmisión que la variante Alpha, y es un 40% más transmisible al aire libre.

“La variante se ha convertido en la cepa dominante en el Reino Unido y representa aproximadamente el 60% de los casos nuevos. Ahora es más frecuente que la cepa Alfa, anteriormente llamada cepa B.1.1.7, que se identificó por primera vez en el Reino Unido, y la transmisión está alcanzando su punto máximo en personas de entre 12 y 20 años”, manifestó el doctor Anthony Fauci, también director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. Por este motivo es que el Gobierno inglés tomó la decisión de extender las medidas restrictivas, por temor a una tercera ola de infección.

La vacunas previenen al coronavirus y varias de sus variantes, como la Delta y la Alpha.
En tanto, el especialista estadounidense llamó a sus coterráneos a vacunarse y a completar el esquema de las dos dosis de inmunización para frenar el aumento de casos de esta variante, que actualmente representa más de 6% en los pacientes con coronavirus.
Cabe señalar que un reciente estudio realizado por Public Health England (PHE) que fue publicado en la revista científica The Lancet informó que las dos dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech tienen unaeficacia del 96% contra la variante Delta, mientras que la vacuna Oxford/AstraZeneca protege un 92% contra las hospitalizaciones por esta cepa.

Por otra parte, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunció este martes que la vacuna contra el Covid-19 Sputnik V, que fue desarrollada por el Instituto Gamaleya, era la “más eficaz” de todas las vacunas contra la cepa Delta, e informó que enviaría su reporte a una importante revista internacional para que revisara sus aportes.

En la Argentina, se detectaron dos casos de la variante Delta de Covid-19 en dos menores residentes en la Ciudad de Buenos Aires que regresaron a Ezeiza desde París el 24 de abril.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, consideró “clave evitar lo máximo posible” la entrada al país “de la variante Delta” porque podría generar una mayor cantidad de hospitalizaciones de quienes se contagien con esa cepa.

Fuente: Crónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *