En Argentina, hay 6.046.283 de personas esperando por la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, cuyo componente es distinto del primero.

En Tucumán son 223 mil personas las que recibieron la primera dosis y esperan la segunda. Solo 47 mil tucumanos recibieron las dos dosis de la vacuna rusa.

Sin embargo, no hay aún precisiones oficiales sobre cuándo llegarán y el Gobierno sabe que es un tema de preocupación social, Y además, un flanco ante la oposición de Juntos por el Cambio que hoy presentó un pedido de informes sobre el tema. Lo cierto es que desde el 1 de abril a la fecha, solo arribaron 480.000 dosis del componente dos de la vacuna rusa, señala un informe de Infobae este miércoles.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, insistió ayer en que “las vacunas aplicadas no pierden su efecto. A medida que pasa el tiempo bajan los anticuerpos y desde un primer momento se dijo que nunca se pensó en dar una dosis sino que se van a completar todos los esquemas. Lo que se recomendó en muchos países del mundo es priorizar la primera dosis y diferir la segunda para alcanzar la mayor cantidad de personas posibles y disminuir las internaciones y fallecimientos”.

También descartó realizar una queja formal a Rusia por la demora en el componente 2: “No es que no envían las dosis porque no quieren sino porque las está produciendo. Por más queja que hagamos eso no va a cambiar. No se las están dando a otro país o las están acopiando. Nosotros tenemos que trabajar para que las vacunas que estén disponibles lleguen a la Argentina”. Además de destacar la producción local de la Sputnik V en el Laboratorio Richmond, aseguró que la prioridad de la Argentina para la recepción de vacunas rusas “es indiscutible”.

En la Argentina ya se aplicaron 7.327.256 dosis del componente 1 de la vacuna rusay 1.280.973 del componente 2, según los datos del lunes de esta semana publicados en el dataset del Ministerio de Salud de la Nación. Eso significa que hay 6.046.283 de personas esperando por la segunda dosis.

El ritmo de llegada ha sido dispar. En los primeros 3 meses del año llegaron un total de 1.060.160 segundas dosis. Pero luego, por demoras en la producción del segundo componente en Rusia, se ralentizaron los envíos. Y, en los últimos tres meses, solo arribaron 480.000, es decir menos de la mitad de lo que llegó en el primer trimestre. A este último ritmo, se tardarían casi 3 años en inmunizar por completo a quienes aguardan por la segunda inoculación.

Vizzotti adelantó ayer en conferencia de prensa que esta semana llegará un vuelo de Rusia que traerá dosis del componente 2 de la Sputnik V, aunque aún no se sabe cuántas serán: “Vamos a seguir trayendo todas las dosis que se necesiten para completar todos los esquemas. La certeza es cuando nos informa el proveedor que están disponibles con el control de calidad y listas para retirar. La prioridad de Argentina es indiscutible. Cuando se fueron recibiendo las vacunas del componente 1 fue en manera escalonada por lo tanto las vamos a seguir recibiendo de esa forma. No hace falta que lleguen cinco millones de dosis juntas porque los intervalos son por cómo se fueron iniciando los esquemas de vacunación”.

El 26 de marzo pasado, los 24 ministros de Salud del país tomaron la decisión de postergar un mínimo de tres meses la aplicación de la segunda dosis de las vacunas Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca, más allá del intervalo -en dos de los casos, menor- recomendado por sus fabricantes, publica Infobae.
La decisión estuvo forzada por la falta de vacunas. Se buscó así inmunizar a la mayor cantidad de gente de los grupos prioritarios al menos con medio esquema, para hacer frente a la segunda ola de coronavirus y tratar de evitar una mayor cantidad de muertos. La vacunación no evita completamente la posibilidad de contagiarse, pero sí garantiza transitar en forma más leve la enfermedad y reduce drásticamente la mortalidad.

La Sputnik V es la única vacuna que funciona con dos componentes distintos y por lo que para completar la inoculación, deben darse los dos.

Fuente: Contexto Tucumán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *