El pasado 16 de enero de 2021, Marcos Montenegro Cano fue asesinado en la vereda de la Maternidad por Álvaro Quiroga, quien acosaba a su hermana Nadia y ese día había intentado sacarla de su domicilio a la fuerza.

Quiroga tenía 17 denuncias previas en su contra pero la Justicia no había aplicado ninguna sanción. Junto a este sujeto, había otro detenido por el hecho. Se trata de Gonzalo Dimarco, a quien la justicia ordenó liberar este martes tras un juicio abreviado al considerar que no participó del crimen.

A días del crimen, Nadia relató el calvario que vivió, aproximadamente a las 00:30 del sábado 16 de enero, Quiroga y Di Marco irrumpieron en el domicilio de la familia Cano Montenegro: “Yo estaba acostada en una habitación que tiene ventana hacia la calle en un departamento de planta baja; entran, tratan de sacarme por la fuerza de mi casa. Cuando grito mis hermanos escuchan y salen, saltan la ventana y salen corriendo para defenderme a mí, ellos (los atacantes) llegan a la Mate de Luna y mis hermanos los iban persiguiendo. Yo primero salí y luego volví y me encerré en mi departamento. Cuando salgo me avisan que mis hermanos estaban apuñalados y que estaban en la Maternidad. Lo vi a Gonzalo bajando en una silla de ruedas, con una toalla llena de sangre: él me decía que estaba bien, que me quede tranquila, pero estaba pálido, no estaba bien. Nunca logré verlo a Marcos”, relata.

Fuente: Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *