Vecinos de la zona piden que las autoridades se hagan presentes y denuncian contaminación en el agua por parte de las citrícolas y de la zafra.
A unos 80 kilómetros al sureste de San Miguel de Tucumán, previo a que el río Salí desemboque en el embalse del dique El Frontal se observaron en la zona miles de peces muertos (sábalos) que comenzaron a aparecer desde el pasado fin de semana.
Los lugareños aseguran que esta situación ocurre todos los años y culpan a la zafra azucarera y a las citrícolas indica el portal Los Primeros.
«La gente de fauna y prefectura están sumamente ausentes. La gente vive acá de la pesca y pedimos que vengan acá y analicen lo que tiene el agua para ver si está contaminada. Viene muy sucia y con olor a podrido», acentuaron.
Incluso, comentaron que los animales que se acercaron a tomar agua del río se han muerto intoxicados.

Fuente: Bicentenario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *