Cerca del mediodía de ayer, según informó la Policía, un detenido de la seccional 7ª delató a 14 internos de otro calabozo que lo habrían amenazado cuando recibía visitas. El joven, que habría sufrido amedrentamientos, denunció que en la celda donde estaban sus agresores habrían estado preparando un boquete en la pared para fugarse en la noche. Infantería requisó la celda y corroboró la existencia de un hueco de 30 centímetros en la pared. Los 14 reos fueron trasladados a otras comisarías.

Fuente: La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *