El Ministerio Pública Fiscal avanza con la investigación por la causa iniciada a raíz de la fuga doble homicida condenado del Departamento de Bomberos de la Policía.
La Fiscalía sostiene que el ex guardia cárcel escapó por el ventiluz de un baño de la Dirección General de Bomberos, donde se encontraba privado de la libertad después de ser condenado por los crímenes de la joven Milagros Avellaneda y de su pequeño hijo Benicio. 
La captura de Roberto Carlos Rejas, que había sido ordenada por la Sala II, se produjo en el camping «Tata», en el paraje de El Saladillo, en Coronel Moldes, provincia de Salta.
Su evasión desde el edificio policial es investigada por la Unidad de Atentados contra las Personas del MPF, a cargo del fiscal Pedro León Gallo, quien formuló los cargos contra el preso por la calificación jurídica de evasión, en calidad de autor.
El condenado se abstuvo de declarar y su abogado defensor pidió que no se lo acuse por la fuga porque, asegura, no había medidas de seguridad para impedirla y él no rompió nada.
El martes 19 de octubre de 2021, se llevó adelante la audiencia de control de la detención, formulación de cargos y pedido de medidas de coerción contra el condenado, quien fue trasladado ayer desde Salta por una comisión integrada por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del Ministerio Público Fiscal, la Dirección General de Investigaciones, la División Homicidios y el grupo CERO de la Policía.
En la tarde Tarde de ayer, como medidas de coerción de mayor intensidad, el fiscal Gallo solicitó la prisión preventiva para el imputado, pedido que fue avalado por la jueza interviniente.
«No hay duda que la evasión existió. Rejas tiene facilidades para fugarse y permanecer oculto. Ya fue condenado, escapó y logró mantenerse evadido por 17 días, a pesar de que hubo un operativo sin precedentes para dar con su paradero», dijo el fiscal. 
La acusación 
La Fiscalía recordó que el 22 de septiembre, la Sala II de la Cámara Penal Conclusional ordenó la prisión preventiva contra Rejas, por seis meses o hasta que la condena en su contra quedase firme, en la causa por los crímenes de Milagros y su hijo Benicio.
Encontrándose privado de la libertad en la base de Bomberos, de calle 25 de Mayo al 1.000, el 27 de septiembre, cerca de las 20:30, el preso se dirigió al baño del primer piso, donde subió a un inodoro, forzó un ventiluz y realizando un sobre esfuerzo, bajó la pared colindante hacia la escuela Roca, para dirigirse por el techo al tanque de agua del establecimiento educativo, donde descendió luego de romper un caño al pisarlo, y se dio a la fuga del lugar. 
El encubrimiento 
En la mañana se realizó otra audiencia a pedido de la defensa de Patricia Gómez, en la que sus representantes legales solicitaron el sobreseimiento de la mujer que se encuentra detenida bajo prisión preventiva, por el delito de encubrimiento.
El MPF se opuso al planteo defensivo. El auxiliar de fiscal Guillermo Di Lella destacó que el MPF tiene certeza de que Rejas contó con apoyo para evadirse. El juez interviniente rechazó los planteos de la defensa.

Fuente: Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *