Se lo considera el combustible del futuro y surge como una de las soluciones tecnológicamente más desarrolladas para «descarbonizar» sectores difíciles de electrificar, como el transporte marítimo de larga distancia, la aviación y las industrias pesadas.
El hidrógeno verde es considerado como «el combustible del futuro» y es generado mediante electrólisis a partir de energías renovables como la solar y la eólica, en las que Argentina tiene un gran potencial para desarrollar proveedores competitivos y crear nuevos empleos.
El hidrógeno es el elemento químico más abundante del planeta y no es considerada una fuente energética en si misma, sino un vector energético, ya que almacena energías generadas por otras fuentes de manera tal que posteriormente pueda ser liberada en sistemas ya conocidos.
El proceso de producción de hidrógeno verde requiere contar con tres variables ineludibles y abundantes, ya que demanda viento o luz solar para la generación eléctrica renovable que se aplica al proceso de electrólisis; agua para separar el hidrógeno del oxígeno y una locación para instalar generadores eólicos o paneles solares.

Fuente: Bicentenario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *