Los tres jóvenes que iban con Lucas González en el mismo auto que fue baleado por tres policías de la Ciudad, declararán hoy frente a los fiscales que se encuentran investigando el hecho ocurrió el pasado miércoles en el barrio porteño de Barracas, mientras que también serán indagados los acusados.

Los amigos de Lucas se presentarán alrededor de las 9:00 ante los fiscales Leonel Gómez Barbella y Andrés Heim para dar su versión acerca de lo que sucedió el mencionado día cuando el vehículo en el cual circulaban fue encerrado por un automóvil de civil sin identificación en el que viajaban tres efectivos de la Policía de la Ciudad, quienes balearon a los jóvenes.

Además, los tres policías acusados por la fiscalía del asesinato, Fabián López, José Nievas y Gabriel Isassi, fueron trasladados este lunes desde la sede de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal Argentina a la Alcaidía de los Tribunales Porteños y se aguarda que sean indagados durante la mañana.
En tanto, para mañana están citados a declarar los padres del futbolista de 17 años que falleció tras las heridas recibidas, Cintia López y Mario González, quienes brindarán información que podrá ser importante para la causa.
Por otro lado, se informó que la situación de los tres policías se complicó en las últimas horas con una nueva acusación luego que el fiscal Leonel Gómez Barbella, a cargo de la instrucción del caso, requirió que sean también imputados por la tentativa de homicidio de los tres amigos de Lucas que viajaban en la camioneta Volkswagen Surán, con el futbolista de Barracas Central en el asiento de acompañante.
“Conforme que fuera el relato de los hechos, encuentra provisoriamente calificación legal en el delito de tentativa de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones y con alevosía; el delito de homicidio agravado por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones y con alevosía; el delito de falsedad ideológica y la privación ilegal de la libertad agravado por abuso funcional, todos ellos en concurso ideal”, indicó Gómez Barbella en un escrito.
El nuevo pedido de imputación se suma al del presunto homicidio agravado de Lucas, cuya pena es la de prisión perpetua.
Para este lunes, los padres del adolescente asesinado convocaron a las 18:00 a una marcha de velas en la puerta de los Tribunales porteños en reclamo de Justicia.
“Convocamos el lunes a una marcha pacífica con una vela y banderas argentina, en frente al Palacio de Tribunales. Que esto no pase más, que no pase un Lucas más. A mí no me importa la política, a mí me importa hacer justicia por mi hijo porque ya no lo tengo”, afirmó el padre de Lucas.

Fuente: Telefe Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *